miércoles, 15 de noviembre de 2017

El risco del Águila 15 de Noviembre 2017


La gente anda muy sensible con los desniveles, por lo que este miércoles la votación se decantó por "El risco del Águila" que con sus 580 m de desnivel no permitía que se votara Gascones-refugio Santuil con sus 670 m. No importaba mucho, ya que la del risco es mucho más bonita que la del refugio, y andar por las cumbres de esta zona de Valdemaqueda es una experiencia muy grata, ya que los pinares y los roquedos que se divisan desde cualquiera de las cumbres del recorrido hacen creer que uno tiene poderes casi mágicos y que se encuentra allí por que Dios es muy bueno y quiere apartarnos por un rato del Proces y de los fríos que deben empezar a aparecer por Bruselas.


La marcha, de sólo 13 km y pico, pronto nos volverá a devolver a la realidad del telediario, pero poder olvidar por un momento esa cosa tan importante, se agradece, aunque uno vaya con Miguel Angel y de vez en cuando le diga que la marcha tiene 100 m más de desnivel que en lo indicado en la convocatoria. 



La marcha la hicimos ya en el 2016 a propuesta de JA, un lisiado ocasional que estamos deseando que vuelva con nuevas propuestas. Hablamos de mucha gente que desearíamos volverla a ver por el monte, no es cuestión de poner nombres, pero ...

El día precioso, seca toda la zona, el arroyo en el que habíamos comido la vez anterior completamente seco, 1 seta esmirriada y 1 flor de jara ( únicas) hacían compañía a enormes pinos caídos y en fase de corte.

Mucha cagada de oveja/cabra pero no vimos ni un ejemplar. Miguel me decía : "Tu oyes algún pájaro?" . No, no son tontos y cuando no hay agua emigran, le decía yo. 






La excursión la terminamos los que la habíamos comenzado : JL, Miguel Angel, Miguel y yo. Nos despedimos a las puertas de la casa de JL y le agradecimos a Miguel Angel ese membrillo tan rico  que había hecho y que nos había dado en la comida.

Chicho




 

viernes, 10 de noviembre de 2017

El Río Moros 8 de Noviembre 2017





         Asistentes: Chicho, JGC, JL, MA y yo

Hasta ahora el tiempo ha sido seco y soleado, con temperaturas superior a la normal por estas fechas, nada mas pasar el túnel de Guadarrama, el cielo estaba cubierto y la temperatura baja, unos 5 ªC. Una vez aparcado el coche en el aparcamiento de la zona recreativa de la Panera, comenzamos a andar (las 11:30) bastante abrigados. 



Cruzamos el rio Moros con tan poco agua que algunos no lo hicimos por el puente, seguimos el camino por una especie de cortafuego para evitar las múltiples vueltas que da la pista. Una vez alcanzada la máxima altitud, cerca de la Majada Holgada, tomamos los “panchitos” con un vinillo que llevé, de acuerdo con las nuevas normas que se ha impuesto al faltar nuestro proveedor habitual.

Continuamos nuestro camino, cruzamos hasta el arroyo de las Tabladillas, que viene del collado de Marichiva, dejando abajo el embalse del Tejo, que tenía muy poca agua. Desechamos la opinión de MA que quería bajar a nivel y cruzar por el camino de dicho embalse y seguimos adelante por la pista. Al llegar a embalse del Espinar, JGC, JL y MA cruzaron por el embalse mientras que Chicho y yo lo bordeamos, para encontrarnos cerca del embalse del Tejo, donde nos esperaban. Continuamos y buscamos un buen lugar soleado para la consabida comida con el vino, chocolates y el chupito de orujo (las 14:20) cerca de El Raso.


            Una vez repuesta las fuerzas, continuamos hasta el aparcamiento de la zona recreativa de la Panera, donde aún  nos esperaba el coche.


 Jerónimo  Limón





jueves, 26 de octubre de 2017

Los meandros del Lozoya 25 octubre 2017

La excursión elegida el recorrido de los meandros del Lozoya del Pontos de la Oliva, empezando por la parte alta de la ladera del valle y volviendo por el nivel del río. En la cita del parking del Pontón nos juntamos 7: Chicho, Miguel Sandino, Miguel Angel, José Luis, Jero, Jesús Porro y Jesus GC.
Hidroelectrica
Yo preferí hacer el recorrido por la parte baja del valle y encontrarme con el resto en el final (presa de la Parra) y allí comer y hacer la vuelta juntos. Mi preferencia se basaba en dos consideraciones: Podría buscar geocache (había muchos en este recorrido y casi todos están en el recorrido bajo y evitar subidas y zonas sin sombras ya que, aunque estamos a final de octubre andar con sol era desagradable. Por contra me perdía las excelentes vistas de los meandros que había desde lo alto. El paisaje con los colores otoñales, las aguas cristalinas del Lozoya y la abundante yerba verde hacen de este recorrido un paseo muy recomendable.
Presa de la Parra
El encuentro para la comida tuvo algunas dificultades pero al final me encontré con el resto y comimos en una pradera con pinchos que había que evitar. En la vuelta, para mí ya conocida, vimos uno túneles que debían de ser para acceso al canal de la Parra. La presa del Pontón es espectacular y estaba con reparaciones para proteger la senda que sale colgada en la pared vertical.
La vuelta a Madrid nos encontramos un desagradable atasco en la nacional I en su acceso a la M40.
Bonito y recomendable paseo, sobre todo para el que no lo conozca.
Las fotos son cortesía de José Luis y Miguel Angel
He incluido el recorrido mío con los geocaches encontrados.




Recorrido 1
Perfil 1
Recorrido 2





Queda abierto para que alguien añada el recorrido mayoritario y más fotos.
El cronista Jesús García





domingo, 22 de octubre de 2017

SUBIDA (FRUSTRADA) AL CERRO PERDIGUERA 18 DE OCTUBRE DE 2017



Poco se puede decir en la crónica de esta marcha .Habíamos quedado tan sólo cinco marchosos: Jero, Chicho. MA, JL y yo, Miguel en el puerto de Canencia para iniciar la subida al Perdiguera, pero en vista de que no paraba de llover nos vimos en Miraflores y decidimos ir a Bustarviejo y hacer una pequeña ruta para luego comer en un restaurante. Aparcamos los coches y anduvimos,

 siempre bajo la lluvia, hasta unos antiguos edificios, en proceso de restauración, que en los años 40-50 albergaron a los presos de guerra que hacían trabajos forzados para la construcción de las vías del tren hasta  Burgos.


 A pesar de la lluvia, el paisaje aparecía muy sugerente, con los primeros colores del otoño tiñendo el bosque.




 Disfrutamos del paseo y después nos fuimos a Bustarviejo donde comimos en el  restaurante que nos recomendaron unos paisanos. Después regresamos a los coches y cada uno a su casa.

Miguel

viernes, 13 de octubre de 2017

RUTA DEL VINO EN SAN MARTIN DE VALDEIGLESIAS



RUTA DEL VINO
11-10-2017


Por votación mayoritaria, 3 contra uno, fue elegida esta inédita y relativamente llana marcha, por tierras de San Marín de Valdeiglesias. Solamente acudimos 4 de la zona norte : José Luis, Chicho, Jesús García y Miguel Ángel que era al que le tocaba proponer.
San Martín de Valdeiglesias es un municipio de unos 9000 habitantes que ha crecido anárquicamente en su urbanismo, creando una ciudad sin estructura, con parcelas vacías rodeadas de casas, bloques de pisos que rompen la armonía de lo que era un pueblo medieval y muchas botellas de plástico tiradas por cualquier sitio. Tiene también cerca del embalse de San Juan 2 urbanizaciones.
Tiene un castillo del siglo XV donde habitaba el condestable de Castilla Don Álvaro de Luna y una iglesia renacentista dedicada a San Martín .
No debe haber muchos senderistas por esos parajes, pues la gente nos  miraba extrañada, no sabiendo cómo catalogarnos.

La marcha comienza en la calle Ferrocarril, donde se encuentra el edificio de la antigua estación de la vía del Alberche, que cómo ya hemos dicho otras veces, nunca hubo un tren que la recorriera, salvo el día de la inauguración en que se trajo una locomotora para la ocasión. Por esta vía hemos ido cuando hicimos la ruta hasta la presa de Picadas. 
Los 6 primeros Km de la marcha transcurren por explanación de la antigua vía e dirección a Arenas de San Pedro y enseguida se entiende el porqué del nombre de la ruta.


Se tiene siempre omnipresente , mientras se camina hacia el oeste, el Cerro de Guisando; alguno habló de hacer alguna marcha por esos parajes algún día.

           

Hay multitud de viñas a ambos lados del camino, la mayoría abandonadas, de una uva pequeña , negra y dulce y nada basta, suponemos que era tempranillo. La uva de las fincas cultivadas era más grande y más áspera, suponemos que garnacha.

 
Cómo se deduce de esto, aprovechamos la caminata para dar buena cuenta de algún racimo de uvas.

También había a lo largo de todo el camino multitud de encinas pletóricas de bellotas  y pino mediterráneo, todo ello mezclado en la misma ubicación.

Cómo dijimos a los 6 Km se tuerce a la izquierda y se va enfilando el camino que nos subirá a Peña Caballera, el único accidente geográfico del camino. Allí vimos la mayor finca con vides cultivadas de todo el camino, pero al lado de ella seguía habiendo muchas abandonadas.

 La subida a Peña Caballera es corta pero muy empinada, apenas hay senderos, íbamos siguiendo el track, hasta que no pudimos hacerlo pues había alambradas por todas partes. Bordeando una de ellas llegamos a la vía pecuaria por la que descendimos hasta encontrar un camino que a la izquierda nos volviera a la track.
Al comenzar este camino hablamos con dos hombres que estaban poniendo alambradas y nos dijeron que están vallando todoas las fincas para que no entren los ciervos ( no entendemos que daño hacen los ciervos en un viña abandonada o un monte de encinas). Creemos que es un conflicto entre agricultores y cazadores.
Como no estaba muy claros que seguir por ese camino nos devolviera sin cruzarnos con alambradas nuevas a la track optamos por seguir la vía pecuaria, que pasa según nos dijeron los dos hombres por “el bosque encantado”. Por no manifestar nuestra ignorancia, disimulamos cómo si supiéramos a que se referían. Pasamos después por una especia de parque temático efectivamente llamado “Jardín botánico , El bosque encantado” que abre de jueves a domingo. Comimos al lado de la zona en una agradable sombra proporcionada por encinas  
EL Bosque encantado es un jardín botánico con multitud de sendas para pasear, con 300 esculturas hechas de setos( como las de manos tijeras), con más de 600 especies vegetales plantadas y con alguna cascada dentro del recinto. Ideal para ir con niños.
Después de comer solo tuvimos que deslizarnos por la pista ya asfaltada hasta el centro del pueblo donde José Luis nos invitó con el motivo de la boda de su hijo David el próximo sábado. Les deseamos a los novios que sean muy felices y a todos los demás que pasen un buen día.
El día fue caluroso para estar en Octubre, pero soportable,  y a la sombra de encinas y pinos hacía una temperatura agradable.
Miguel Ángel Lázaro


 

 

 

 

jueves, 5 de octubre de 2017

CERRO DE SANTA CATALINA EN VALDEMAQUEDA 4 DE OCTUBRE 2017



En esta marcha marcha solamente participamos marchosos del Norte, pues los del Sur o bien están con baja médica justificada o en viajes de turismo, descansando o en otras faenas. Fuimos en el coche de M.A , Chicho, Jero y JL. 
Teníamos tres trayectos posibles: el de A.C 172-Cerro de Santa Catalina (10 Km.), el 318-Cerro de Santa Catalina de gmsma (14 Km.), o bien un hibrido (13 Km.) que subiera según A.C y bajara según el de gmsma, esto último fue lo que finalmente hicimos.
 
A las 11:15 salimos desde el Bar restaurante La Terraza por una calle hacia el norte, siguiendo los letreros que indicaban la subida al cerro Santa Catalina y a la ermita.
Por una pista forestal fuimos ascendiendo un largo trecho a través de pinares con pinos resineros.

En los claros que dejaban los pinos el sol comenzaba a darnos de lleno, segun subiamos un vientecillo nos iba aliviando el calor. Como dice la crónica de A. Campos “En los libros de botánica se le denomina 'Pinus pinaster', y por ahí oiréis llamarle negral, negrillo, rodeno, marítimo, gallego, bravo e incluso de las Landas, como si fuese un marqués, pero son muchos más los lugares donde la gente sencilla del campo, igual que le dice al pan, pan y al vino, vino, al pino que da resina, le dice resinero.



Antiguamente se resinaba a muerte, esto es, practicando una incisión tan profunda que el árbol se secaba en un solo año y luego era talado. En la segunda mitad del siglo XIX, sin embargo, se impuso el mucho menos bestia método de Huges, consistente en realizar entalladuras de no más de 60 centímetros de alto por 15 de ancho, cada año en una cara y a una altura distinta del árbol.
De esta forma podía vivir cien años, 35 o 40 de los cuales segregaba una resina que, por destilación, daba colofonia –utilizada para hacer ceras depilatorias, neumáticos, colas, barnices, betún...– y aguarrás.”

A nuestra derecha veiamos el cerro marcado por las antenas, mientras la temperatura y la energia gastada en la subida nos hacian sudar.

Despues de subir unos  300 m. de altitud aparece un pinar privado a la izquierda, cerrado con una formidable valla de alambre. En ese punto comienza la bajada del camino de vuela. 
Alli tomamos la decision de subir hasta el cerro y de tomar los pistachos un poco mas arriba en un alto desde donde pudiera haber una mejor panoramica.
Nos tomamos los pistachos y el vino Ribera del Duero que trajo J.L.




Desde el punto geodesico habia una buena panorámica hasta Navas del marques y los generadores eólicos.


Habia unos aparatos con feromonas para captar orugas? escrito en alemán.

Despues  bajamos del cerro por el pinar siguiendo la valla que delimitaba el bosque privado (coto de caza) y el publico (pinos resineros).

A veces teniamos el sendero jalonado de jara prigosa que daba un buen olor pero nos pringaba las manos y la vestimenta.


En el collado del arroyo de las Chorreras, encontramos una pradera frondosa con una ermita de nueva construccion.



Seguimos subiendo unos doscientos metros desde el collado hasta un sitio con piedras y sombra donde nos paramos a comer, hacia un poco de viento y habia bonitas vistas. Despues de la empanada, ensalada, bocadillos, y demás nos tomamos el orujo y los chocolates que empezaban a derretirse.

Continuamos la bajada hasta divisar Valdemaqueda por el lado del camping El Canto de La Gallina y llegando a la carretera habia una preciosa casa rural.









Anduvimos un kilometro por la carretera hasta llegar a la plaza de España

En el bar La Terrazo M.A. celebro su santo invitandosnos a unas bebidas, que agradecimos para paliar la deshidratacion sufrida.
El proximo dia nos invitará Jerónimo por el mismo motivo.
El objetivo cumplido con 13.1 Km recorridos y mas de 650 metros de desnivel acumulado.