sábado, 17 de febrero de 2018

LA JAROSA-CABEZA LIJAR 14 DE FEBRERO 2018


A las 11 de la mañana salimos del segundo aparcamiento del embalse de la Jarosa, Jero, Miguel , Chicho, Jesus G.C, Miguel Angel y yo, con el fin de alcanzar la cumbre de Cabeza Lijar (1823m). El cielo estaba bastante nublado y las cumbres cubiertas de una espesa niebla , pero en ese momento no llovía. En previsión del tiempo y de la nieve que podíamos encontrar al ir subiendo habíamos cargado dos tracks : el que subía a Cabeza Lijar y el que los Marchosos hicimos en 2012, este ultimo mas corto y de menor pendiente.
Comenzamos la subida por un camino, que sale por detrás del restaurante cercano a los coches , sin apenas nieve, aunque a medida que subíamos ésta se iba dejando notar. La temperatura era buena y no había hielo. Subimos cómodamente hasta el primer waypoint marcado en el track  P1 ( a 1400m de altitud). En ese punto Jesús decidió no continuar y volver a los coches siguiendo el track de 2012 y dirigiéndose al P2 , quedando con él a comer sobre las 15h 30m en los coches.
Cortafuegos

A partir de ese momento la marcha se endurecía bastante , pues debíamos subir por un cortafuegos ,cubierto de nieve ,un desnivel de 350 m. Siguiendo unas antiguas pisadas ( posiblemente del fin de semana anterior) hicimos la ascensión de forma continuada y sin ninguna parada. Antes de llegar a la cuerda las huellas desaparecían y siguiendo el track llegamos a ésta ( 1750m) aproximadamente a las 12h 45m. Nos encontrábamos a solo 300 m del refugio de la Salamanca (1785m) y a un poco más de 1 km de Cabeza Lijar, pero al refugio de unas grandes piedras paramos para tomar los "panchitos".

Zona de "panchitos"

A esta altura el frío y el aire se dejaban notar ostensiblemente. Desde donde estábamos se veía nítidamente el camino que subía a Cabeza Lijar , aunque éste estaba totalmente cubierto de nieve. Como anécdota , Miguel al tirar las mondas de la manzana, tiro también con ellas su apreciada navaja y tuvo que saltar la valla de espino por ver si la encontraba. No fue así, ya que entre las piedras existían bastantes grietas.
Yo era de la opinión de subir a Cabeza Lijar continuando el track , pero antes de terminar nuestro tentempié comenzó una ventisca de aguanieve que nos hizo desistir de nuestro intento y optar por ir en busca del de la carretera que une Peguerinos con el Puerto del Leon siguiedo el track del GR-10. Fuimos bajando y aunque hundiéndonos bastante en la nieve, llegamos en poco tiempo al Collado de la Mina (1710 m) donde el GR se une a la carretera. Desistimos de subir a Cabeza Lijar . Nos habíamos ahorrado 110 m de desnivel.
Pista de la Mina

Continuamos por la carretera , que tenia bastante nieve y rodadas de todo terreno y comenzamos la bajada , que curiosamente la hizo Miguel Angel corriendo, pues decía que era la mejor forma para no resbalarse (sic). Esperemos que nos de una explicación convincente de dicho proceder para incluir esa nueva técnica a los Marchosos. Poco después volvimos a situarnos en el track primitivo que bajaba de Cabeza Lijar y continuamos por él.

Poneys

A medida que bajábamos la nieve fue desapareciendo y dejaba ver el asfalto. En el P3 había que desviarse para coger un camino a la derecha que nos conducía a los coches.Yo continué por la carretera y me pase dicho punto ,hasta que mas de 500 m mas abajo me di cuenta del error y tuve que volver a subir hasta encontrar el camino. Mientras mis compañeros siguiendo fielmente el track llegaron a los coches sobre las 15h 45m y como seguía lloviendo, se pusieron a comer, con permiso de una persona que estaba allí, debajo del cobertizo de la entrada al bar. Un cuarto de hora después llegué yo y me incorpore a la comida. Después del consabido café, chocolates, turrones y aguardiente dimos por finalizada la excursión invernal bastante agradable y no tan dura como se podría suponer al comienzo.

Juan Angel


Track con indicación de P1,P2,P3



jueves, 8 de febrero de 2018

La Casita de El Renegado 7 Febrero 2018


Asistentes: JL, Miguel, Juan Angel y yo

Debido al mal tiempo y la dureza de la propuesta, La casita de El Renegado fue elegida por unanimidad por los cuatro participantes mas Chicho que finalmente se echó atrás por temor a la nieve y al hielo que había en Guadarrama y Navacerrada, según le informaron.

Quedamos en San Lorenzo de Escorial, en el aparcamiento del Eurocentro, a las 11 horas. Era un día soleado y frío. A esa hora estábamos  allí, y después de cambiarnos de botas y preparar el equipo echamos a andar. Nos encontramos con una chica que nos mostró un atajo para alcanzar el camino que conecta con el GR-10 sin pisar por el asfalto de la carretera. Seguimos subiendo hasta cruzarnos con otra carretera, conocida como Segunda Horizontal, donde nos encontramos con un grupo escolar que también subían al Abantos, según nos dijeron. Iban equipados, la mayoría, con deportivas y pantalón vaquero (una, con botas katiuskas). Les hicimos algunas fotos.



Continuamos subiendo por el GR-10 hasta unas peñas anterior a la altiplanicie donde se encuentra la fuente del Cervunal,
donde tomamos les “panchitos” con un rioja reserva de 2011 (Puerta Vieja). Allá nos alcanzó el grupo escolar y le dejamos mientras tomaban su bocata.  Después del ágape y descasar un poco seguimos subiendo y antes de llegar a fuente del Cervunal nos cruzamos con unos que bajaban corriendo y otro que el lunes le operaban de prótesis de cadera. Un vez pisar la cumbre Abantos (1.753 m.) y hacernos las consabidas fotos,
buscamos la bajada hacia la Casita de El Renegado, pero como el track que llevábamos no era  el “bueno” (era el que habíais hecho la ultima vez, en que  os desviasteis del track “bueno”, en vez de salir por la izquierda desde Abantos, salisteis por la derecha y os enriscasteis un poco) y no había huella abierta (desde la nevada nadie había descendido por ella), decidimos seguir el camino que va hacia el refugio de la Salamanca y coger una pista que viene del puerto de Malagón y tomar a la izquierda para alcanzar el GR-10 volver por el mismo camino por el que subimos.




Paramos en el mismo sitio donde tomamos los “panchito” para comer, con el buen vino y los consabidos turrón y chocolates, echando de menos el “petrolato” de Miguel Angel.

Una vez terminadas las delicias, nos fuimos rápido, pues había unas nubes que ocultaba el sol y el frio se acentuó. Continuamos bajando por el GR-10 y llegamos a los coches sobre las cuatro de la tarde, después de echar un maravilloso y soleado día,

Jerónimo  Limón






           



jueves, 1 de febrero de 2018

Collado Cabrón - Los Llanillos 31 enero 2018

La excursión elegida de la terna propuesta fue este recorrido por la siempre interesante Pedriza. Se corresponde con la propuesta de Andres Campos 383 con algunas modificaciones que introdujimos.

El día era esplendido, despejado, temperaturas agradable y sin viento. En el punto de partida, el parking de Canto Cochino, nos encontramos los dos coches, un cuarto de hora antes de la hora prevista. Éramos, Miguel Sandino, Miguel Angel, José Luis, Jero, Juan Angel y Jesus GC.
Canto Cochino
El Puente de los Poyso

Había una propuesta de algunos de ir al Puente de los Poyos pero como la desviación estaba en el camino era compatible. También hubo algunas discusiones sobre la dirección del recorrido pero se optó por empezar subiendo al Collado Cabrón para hacer la vuelta después de comer cuesta abajo.
La Sierra Nevada
La subida al Collado Cabrón era la parte más dura de esta marcha pero asequible. Allí hicimos la parada de los cacahuetes y orientamos a unos que querían ir al Cáliz. El recorrido seguía subiendo pero con la parada en el Collado la subida se hizo llevadera. Las vistas sobre la Sierra de Guadarrama y el valle de la Pedriza eran espectaculares.

El Pájaro
En el punto de desviación hacia el Puente de los Poyos nos dividimos: tres (Juan Angel, Jero y Miguel Angel se fueron al Puente y otros tres (Miguel Sandino, José Luis y yo) nos dirigimos hacia Cuatro Caminos lugar elegido para comer. Allí encontré un geocache y pronto llegaron los otros tres. Comimos en unas rocas donde ya lo habíamos hecho en otras ocasiones.
Encontrando un Geocache 














La vuelta  la hicimos por el camino más directo hacia el Refugio Giner y llegamos a Canto Cochino a las cuatro aproximadamente, Un recorrido muy agradable y tranquilo de unos 10 Km y 500 m. de desnivel. Los del Puente de los Poyos algo más (10,5 y 600 m.) La vuelta a Madrid sin problemas de tráfico.
Recorrido básico
Perfil recorrido básico
Perfil con subida al Puente Poyos
Recorrido Puente Poyos


El cronista Jesús García Carcedo



jueves, 25 de enero de 2018

SIERRA DEL RINCON. PICO BAÑADEROS CERCA DEL RIO JARAMA


 Habíamos seleccionado la excursión a Pico Bañaderos el más alto de  una sierra de pizarra que separa los puertos del Cardoso y La Hiruela en las respectivas carreteras. Desde el puerto del Cardoso donde dejamos los coches y que está muy cerca de la entrada al famoso Hayedo de Montejo empezamos ya a subir por la cuerda de esa sierra desde 1340ms hasta los 1640.

 Eran senderos asequibles entre bosque de pinos y con bastante vegetación arbustiva sobre todo tomillo, cantueso, mejorana,… todo en situación de hibernación así que con pocas fragancias. Al llegar a la cuerda desde donde ya teníamos vistas de las sierras y montañas que nos rodean había una caseta de los forestales. A partir de ese momento ya teníamos que hacer todo el recorrido peleando con las pizarras, en piedras en pico que dan una estética peculiar, como implantadas y que adornaban todo el camino y a las que había que ir sorteando con cuidado. Pese a ello todo era muy agradable y ayudaba bastante el estupendo día soleado con buena temperatura.
 Cuando llevábamos una hora hicimos la parada de los panchitos y algunas fotos en el pico de Picayuelas. Las vistas eran estupendas. Al oeste con los Montes Carpetanos y la mole de Peñalara todo nevado, al norte la Sierra Cebollera y la de Ayllón, al este  con el Ocejón de fondo.
Todo bastante llevadero y que por suerte yo pude afrontar sin dificultad pese a ser mi bautismo de rodilla después de las infiltraciones y bastante tiempo sin hacer marchas. Creo que la prueba fue satisfactoria y después de ella creo que tengo una mejoría que habrá que consolidar con alguna prueba más exigente. Esta marcha fue estupenda para el test porque comprobé que la cosa ha mejorado, puesto que hoy noto que no tengo molestias en ella cuando lo normal es que las tuviera.
Volviendo a la excursión, a través de  ese sendero que cumbrea y que es gozoso de recorrer con vistas de casi 360º llegamos sin problemas al pico de Bañaderos y nos entretuvimos lo suficiente para gozar de esos momentos que son el premio a haber hecho el esfuerzo de subir hasta allí.



 Esa zona no tiene vegetación y está alfombrada por la hierba, a través de ella en una buena pendiente bajamos hacia el forestal que nos devolverá al puerto de El Cardoso. Pero antes hay que buscar un buen lugar para comer que no será fácil porque la vuelta es por el forestal que recorre la falda del monte aunque tiene mirando al Jarama al que acompaña bonitas vistas. Finalmente lo hicimos en una zona con vistas al valle del rio y protegidos de aire fresco.

No pudimos disfrutar de la bota que ya no sale a la sierra, (peor para ella! y para nosotros). Solo pudimos beber algo del vino que llevé yo en una cantimplora de medio litro, pero no faltó el chocolate, turrón, café y orujo y la alegría de los marchosos (ele!). Aunque parece que la edad hace mella porque ya no se leen artículos ni chistes. Solo si acaso se habla del procés, que ya aburre pese a Puigdemont.



Y con esto y un bizcocho nos volvimos para el puerto, los del norte con la prisa esa con la que nacieron y que les proporciona cierto disfrute parece. Pero los del sur tranquilos, que hasta nos dio tiempo a echar una parrafada con un senderista solitario que empezaba a esa hora su paseo. Y obviamente tomarnos nuestro café post marcha en el pueblo de Montejo, donde los golosos de siempre se pusieron las botas. Por qué no venderán en esos bares lo que me gusta a mí que es algo que abunda un montón pero no en Marchosos (por suerte, o no?).


 Creo hay una noticia  que es una exclusiva para los lectores de esta crónica, y que seguramente para los que no estuvieron sorprenderá.  Oí hablar de incorporaciones posibles y además, agárrense amigos, de las que a todos nos gustarían pero nos ponen en debates y tesituras difíciles.

JP







jueves, 18 de enero de 2018

MARCHA CIRCULAR DESDE VILLA DEL PRADO

  ALREDEDORES DE VILLA DEL PRADO
17-01-2018               
 
Habiendo resultado elegida esta marcha, probablemente por ser la más exigente para algunos y también por ser inédita, nos juntamos  7 marchosos, a saber : Juan Ángel, Jero, José Luis, Miguel sanguino, Chicho , Jesús García y Miguel Ángel en el aparcamiento de las piscinas municipales de Villa del Prado.
Este pueblo, en el que la mayoría no habíamos estado nunca, tiene en su municipio cómo atractivo principal siete fuentes, algunas del siglo XVIII. Dos de ellas estaban muy cerca de donde aparcamos, pero yo al menos no las vi.
Tiene también otros monumentos y lugares que describiremos a lo largo de la crónica, cuando la ocasión de lugar a ello.
Algunos, por diversas razones, llevábamos tiempo si ir de marcha y teníamos ganas de hacer un poco de ejercicio y respirar aire de monte.
El día fue muy bueno en cuanto a climatología, soleado, con algo de viento del norte y los caminos sin polvo por la reciente lluvia.
Salimos hacia el norte por la calle Florida Chica y al poco, dejando los últimos chalets, dejamos también el asfalto y comenzamos a andar por una pista ancha de tierra, al principio sin mucha pendiente. Después se va  empinando  pero siempre de manera suave, pasamos por el depósito de agua y seguimos subiendo hasta cambiar de sentido hacia el oeste, se sigue suavemente subiendo 1 Km y después todo es bajada hacia el sur.
 
Un poco antes de girar tomamos los panchitos en una de las pocas vaguadas que había. cómo hacía bastante aire del Norte aprovechamos una hondonada para protegernos.
En todo el trayecto la vegetación era la misma, monte bajo con encinas y quejigos, arbustos cómo jara, romero, espliego y aliagas y pinos piñoneros. Muchas veces todas estas especies estaban mezcladas.


 
Salvo la parte más alta de la marcha. los caminos estaban jalonados de alambradas que protegían cotos de caza. No vimos otra actividad, ni una casa de labor (salvo una casilla  y un abrevadero  abandonados), ni una cabeza de ganado, solo monte dedicado a la caza. En un momento atravesamos una finca, en la cual había habido una cacería el sábado 13. la finca se puede atravesar sin salirse del camino. También vimos una especie de puestos altos de observación que suponíamos que eran para otear caza.
 
Es cierto, según se desprende del artículo que mandó Chicho que la mayoría de los montes de Madrid están explotados por manos privadas. El único consuelo es que si se dedican a la caza no urbanizan las zonas. En muchas de la puertas de las alambrada había avisos de "detectores de presencia humana" dentro de la finca, para disuadir al caminante de entrar.

Una vez que hubimos llegado a lo más alto, cerca del cerro Temblón, comenzamos la bajada hasta dar con una puerta metálica que pudimos atravesar y un poco más abajo, al sol y protegidos del aire, procedimos a comer. sin que faltaran los chocolates, trufas, vino, aguardiente, la tortilla de J.G  y un membrillo casero que trajo M.A.



 
Seguimos hacia abajo atravesando la puerta de salida  de la finca y ya cerca del pueblo dimos con un arco que daba acceso a una enorme finca que nos llamó la atención, en el IGN viene como la casa de José Luis Montero. Mirando en Google parece que tiene una empresa de construcción.
Entramos al pueblo por la  calle Camino de las Cruces y ya al lado de los chalets de las afueras, se encuentra la ermita del Cristo de la Sangre, de época  renacentista isabelina.
En el pueblo hay además otras 2 ermitas.


La iglesia Parroquial de Santiago Apóstol es del siglo XV   y del mismo estilo con algún elemento gótico.
Al lado de la ermita hay una gran cruz de granito que es parte de otras cruces que conforman el vía crucis desde la zona de las piscinas hasta los aledaños del Monte Gurugú.
Este monte está convertido en un parque natural con zona recreativa y contiene alguna de las 7 fuentes que hemos citado antes.
Llegamos sobre las 4 de la tarde a los coches, con la satisfacción de la tarea cumplida.
Hasta la próxima

Miguel Ángel Lázaro